Ante la Escalada de Ataques a Israel: ¡La Historia Cuenta!

The Huffington Post

Dina Siegel Vann

November 18, 2012

En las últimas semanas Israel nuevamente ha sufrido la agresión por parte del grupo terrorista Hamas que se ha apoderado del destino de los habitantes de la Franja de Gaza condenándolos a vivir en medio de la pobreza y la violencia. Miles de cohetes han sido disparados, no únicamente hacia poblaciones civiles del sur de Israel, sino que por primera vez en décadas las ciudades más importantes de Israel como Tel Aviv y Jerusalem han sido blanco de ataques, con algunos misiles logrando alcanzar zonas densamente pobladas en ambas. Afortunadamente hasta el momento las bajas han sido reducidas gracias a la sofisticada Cúpula de Hierro anti-misiles.

En este esquema donde claramente Israel es la victima de terroristas islamistas quienes claramente no son los representantes idóneos de las aspiraciones nacionales del pueblo palestino sino que están comprometidos por encima de todo a la destrucción del Estado Judío, algunos sectores de la opinión pública internacional muestran una vez más su ambigüedad y su falta de claridad moral. Israel lamentablemente no cuenta con muchas opciones para detener los ataques y es por ello que ha movilizado a su aparato militar.

Sabemos que pocos cuentan con la paciencia hoy por hoy para entender la historia y sus ramificaciones, especialmente la de Medio Oriente con su inherente y controvertida complejidad.

Pero para comprehender en su justa dimensión lo que allí acontece y llegar a las conclusiones correctas, debemos de hacer un recorrido por la historia y repasar algunos hechos incontrovertibles.

La Franja de Gaza nunca ha sido una entidad soberana. Recientemente, de 1948 a 1967, fue gobernada bajo ley militar por su vecino egipcio con ningún ofrecimiento por parte de Cairo para su independencia.

Después de la Guerra de los Seis Días en 1967 causada por las amenazas desde Cairo y Damasco de destruir Israel, el Estado Judío alcanzó la victoria y, a pesar de su reticencia, mantuvo el control de Gaza.

En 2005, sin un interlocutor viable para negociar la transferencia de Gaza a un gobierno palestino, el Primer Ministro israelí Ariel Sharon unilateralmente retiro a las tropas israelíes y a los colonos de la Franja otorgándole a sus residentes la primera oportunidad en la historia para autogobernarse.

 

En los dos años subsecuentes, Hamas, por medio de la fuerza, obtuvo el control absoluto de la Franja Hamas está ligado a la Hermandad Musulmana. Su carta fundacional abiertamente declara sus objetivos, incluyendo la eliminación de Israel y la imposición de la ley islámica, la Sharia, en cualquier lugar bajo su mandato.

Es así que Israel, que tenia la esperanza en 2005 de que su retirada resultaría en una frontera pacifica con Gaza, se ha enfrentado al contrario con un régimen vecino que se ha abocado al contrabando de armamento y a planear ataques terroristas en contra del muy odiado Estado Judío. Algunos han acusado a Israel de intentar sofocar a Gaza a través de un supuesto bloqueo. Están más que equivocados. Los intereses de Israel apuntaban a contar con un estado próspero y pacifico en su frontera sur. Desafortunadamente esto no sucedería.

Las cifras son impresionantes. Literalmente miles de cohetes y misiles mortíferos han sido lanzados desde Gaza, incluyendo 1000 desde el 14 de noviembre. El cargo absurdo de que Israel ha hecho de Gaza una prisión se desmiente por el hecho de que Hamas ha tenido la capacidad de adquirir armas letales cada vez de mayor alcance y sofisticación. Irán, Sudan y contrabandistas beduinos traficando en armas resultantes del conflicto en Libia han sido una fuente inagotable de recursos letales para Hamas.

Claramente Israel no contaba con otra alternativa que responder a los ataques incesantes desde Gaza. Después de todo es la responsabilidad de todo gobierno garantizar la seguridad de sus ciudadanos.

 

Cual es la razón por la que Hamas escogió este preciso momento para intensificar sus ataques sobre Israel?

Tres razones.
La primera, Hamas esta convencida que con el ascenso político del Islam, superaría la marginación. El nuevo régimen egipcio representa a la Hermandad Musulmana. El Emir de Qatar recientemente visito Gaza y le confirió legitimidad a sus gobernantes. El Primer Ministro turco expresó solidaridad con Hamas. Así lo hizo también Túnez.

En segundo lugar, interpretó erróneamente la reacción de Israel. Esto sucede usualmente con regímenes despóticos. Confunden el debate apasionado de las democracias como Israel como signo de debilidad creyendo que los israelíes no se mostrarían unidos en torno a una respuesta firme contra Hamas.

Y tercera, Hamas contó con la posibilidad de que Israel fuera nuevamente aislado al recordar el Reporte Goldstone, auspiciado por la ONU, después del ultimo conflicto en Gaza (mismo que fue repudiado en su gran mayoría por el mismo Goldstone subsecuentemente) así como la cobertura negativa hacia Israel en los medios y la vergonzosa actuación de grupos de derechos humanos listos para movilizarse en contra de los supuestas fechorías de Israel, mientras se mantienen silenciosos sobre las violaciones contra los derechos humanos de israelíes.

Evidentemente Hamas se equivoco. Más allá de la pluralidad de posturas políticas en Israel, el país hoy por hoy se encuentra fuertemente unido y listo para actuar al unísono. Y un numero significativo de lideres prestigiosos a nivel global, desde EU a Canadá, de Gran Bretaña a Alemana inmediatamente entendieron con claridad moral la distinción entre el agresor Hamas y la victima Israel.

La comunidad internacional esta a punto de considerar la petición de la Autoridad Nacional Palestina para elevar el rango de su status ante Naciones Unidas. Los desarrollos recientes desde el 14 de noviembre justifican revisar con todo cuidado esta posibilidad. Un gesto de de esta naturaleza que obviara las negociaciones de paz cara a cara, rezagarían aún más el proyecto de dos estados, uno israelí y otro palestino viviendo lado a lado en paz y seguridad. Mientras la Autoridad Palestina no cuente con ningún control sobre Gaza y Hamas, que representatividad tendría ese estado? Efectivamente la historia cuenta, y mucho. Pero por encima de todo esta la claridad moral.

Dina Siegel Vann, Directora del Instituto Latino y Latinoamericano del American Jewish Committee (AJC)
Date: 11/26/2012 12:00:00 AM
AJC © 2014