El acercamiento de Argentina a Irán hace peligrar la búsqueda de justicia en el atentado a la AMIA de 1994

3 de octubre de 2012 – Nueva York – El AJC está profundamente preocupado por las conversaciones en curso entre Argentina e Irán que podrían socavar los esfuerzos tendientes a llevar ante la justicia a los responsables del atentado terrorista de 1994 contra AMIA, centro de la comunidad judía de Buenos Aires.

El canciller argentino Héctor Timerman y el Ministro de Relaciones Exteriores de Irán Ali Akbar Salehi se reunieron el jueves pasado en Nueva York en paralelo con la sesión de la Asamblea General de la ONU. “El objetivo es explorar un mecanismo legal que no sea contrario a los sistemas de Argentina o de Irán”, dijeron en una declaración conjunta. “Este proceso continuará hasta encontrar una solución acordada mutuamente para todas las cuestiones referidas a la causa”. Se espera que los representantes de Argentina e Irán se reúnan nuevamente en la próxima semana para analizar la investigación de AMIA.

“Dada la firme postura de sucesivos gobiernos argentinos en el curso de los últimos 18 años respecto de la culpabilidad de Irán en el atentado a la AMIA, la decisión de la Presidente Cristina Fernández de Kirchner de incorporar al régimen iraní causa profunda decepción y preocupación”, dijo el director ejecutivo del AJC David Harris.

“Confiar en el sistema legal iraní sería risible si no fuera tan trágico”, dijo Harris. “Esta actitud beneficia a los líderes iraníes. Después de todo, han negado vehementemente su responsabilidad en el atentado, si bien Argentina e Interpol han encontrado numerosas razones para rastrear el ataque hasta Teherán”.     

La medida argentina llega en un momento de crecientes esfuerzos internacionales por aislar al régimen iraní a causa de su programa nuclear. Además, el apoyo del régimen a las atrocidades del Presidente sirio Assad, su agresión a los judíos negando el Holocausto y amenazando con aniquilar a Israel, y su funesto historial en derechos humanos “debería hacer reflexionar a cualquier nación civilizada antes de incorporar a Teherán”, dijo Harris. “El efecto concreto de la medida argentina es brindar nueva legitimidad a un gobierno considerado en general irresponsable y una amenaza a la paz y seguridad global”.

La AMIA es socia internacional del AJC. Los líderes del AJC llegaron a Buenos Aires poco después del atentado del 18 de julio de 1994, que destruyó el edificio, y dejó 85 víctimas fatales y centenares de heridos. El AJC ha retornado a Argentina cada año a partir de entonces. El gobierno lo llamó un atentado no sólo a la población judía del país sino a la Argentina, y se comprometió a identificar y llevar ante la justicia a los responsables.

Una cuidadosa investigación a cargo del Fiscal Especial argentino Alberto Nisman identificó inequívocamente a Irán y su representante, Hezbollah, como responsables, incluyendo aAhmed Vahidi, actual ministro de defensa de Irán. Interpol ha emitido alertas rojas para su captura y la de otras cinco personas.

 

 

Date: 10/3/2012 12:00:00 AM
AJC © 2014