Comentarios del AJC sobre el Acuerdo Interino con Irán

Comentarios del AJC sobre el Acuerdo Interino con Irán

En respuesta al anuncio de que las naciones P5+1 llegaron a un acuerdo de primera fase con Irán sobre su programa nuclear, el Director Ejecutivo del AJC, David Harris, publicó la siguiente declaración:

Valoramos los esfuerzos de Gran Bretaña, China, Francia, Alemania, Rusia y Estados Unidos – el grupo P5+1– por lograr un acuerdo interino con Irán, que se anunció hoy. Se trata de un evento potencialmente importante. 

Sin embargo, debemos entender en mayor detalle los elementos del acuerdo, y si en realidad será el camino hacia el objetivo último de impedir que Irán adquiera capacidad para construir armas nucleares.

Una solución diplomática es incuestionablemente el abordaje preferido para resolver la cuestión nuclear iraní. Pero durante años Irán ha mantenido una postura indiscutible de engaño y desafío a las Naciones Unidas, la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) y las naciones del mundo, incluyendo centralmente al P5+1.

 

Dados estos antecedentes, y la falta de confianza que conllevan, el P5+1 deberá estar permanentemente atento para determinar si los líderes iraníes son realmente sinceros y cumplirán su parte del trato, o si están comprando tiempo mientras tratan de adelantar su programa nuclear.

 

Las preguntas serias que debemos considerar al evaluar los méritos de este acuerdo con Irán incluyen:

- ¿Cómo ven el acuerdo los aliados más cercanos de Norteamérica en Medio Oriente, ya que después de todo, son las naciones más inmediatamente amenazadas por la perspectiva de la beligerancia de Irán, su capacidad de armas nucleares y sistemas lanzadores?

- ¿El acuerdo preserva, explícita o implícitamente, el "derecho" de Irán a enriquecer uranio? Y, específicamente, ¿cuáles son las implicancias de permitir que Irán continúe enriqueciendo uranio a 3,5% durante el acuerdo inicial de seis meses?

- ¿Existe un programa de monitoreo preciso y satisfactorio para detener toda construcción, tanto adentro como afuera, en el reactor de plutonio de Arak?

- ¿Se le permite a Irán continuar construyendo centrifugadoras para eventualmente instalarlas –por ejemplo al final del acuerdo interino de seis meses-- y expandir su capacidad de enriquecimiento de uranio?

- ¿Se le exige a Irán que permita el acceso irrestricto a todas sus instalaciones de enriquecimiento, centrifugadoras y depósitos de material nuclear, incluido el óxido de uranio concentrado?

- ¿Irán debe declarar todos los trabajos relacionados con el desarrollo de armas nucleares identificados por la AIEA, que incluyen detonantes, simulaciones en computadora de explosiones nucleares, misiles balísticos y ojivas nucleares, y permitir las inspecciones pertinentes?

- ¿Las seis potencias mundiales han recibido el compromiso concreto de Teherán en relación con su participación en la guerra brutal en Siria, su apoyo a Hezbollah, y sus esfuerzos por desarrollar misiles balísticos intercontinentales?

 

En última instancia, la prueba concreta sobre este acuerdo será la capacidad de las potencias mundiales y los organismos de la ONU de verificar el cumplimiento por parte de Irán, obteniendo permiso para las inspecciones regulares y masivas de todas las instalaciones nucleares, y su cooperación absoluta.

 

Entretanto, creemos que las sanciones actuales deberían continuar y se deberían buscar nuevas, con fecha de inicio no necesariamente inmediata, para resaltar la seriedad de la decisión de Estados Unidos --y las consecuencias de la falta de buena fe en el accionar iraní.

 

Hechos concretos, y no palabras poéticas, determinarán en última instancia si Irán ha decidido recorrer un nuevo camino de cooperación y cumplimiento, o si continúa con las mismas políticas agresivas y desestabilizantes, que representan una amenaza a la seguridad regional y global, ahora envueltas en un nuevo empaque.

AJC © 2014