AJC apoya el pedido del Presidente Obama de una reforma inmigratoria integral

AJC apoya el pedido del Presidente Obama de una reforma inmigratoria integral

 

 

 

 

AJC apoya el pedido de hoy del Presidente Obama al Congreso de una rápida acción en relación con legislación para reparar de manera permanente el sistema inmigratorio norteamericano que adolece de serios problemas.

 

“Ha llegado la hora de implementar una reforma inmigratoria con sentido común”, dijo el Presidente Obama en un discurso en Las Vegas. “Nos definimos como una nación de inmigrantes. Eso es lo que somos, intrínsecamente. La promesa que significan quienes llegan aquí desde todos los rincones del mundo ha sido siempre una de nuestras mayores fortalezas. Mantiene joven a nuestra fuerza laboral. Mantiene a nuestro país a la vanguardia de todo. Y ayudó a construir el mayor motor económico que el mundo haya conocido”.

 

El Presidente Obama delineó una propuesta de cuatro partes para la reforma inmigratoria: (1) continuar fortaleciendo nuestras fronteras; (2) ponerse duros con las empresas que emplean trabajadores indocumentados; (3) asignar responsabilidades a los inmigrantes indocumentados antes de otorgarles su ciudadanía, exigiendo a los trabajadores indocumentados que paguen sus impuestos y una sanción, trasladarlos al final de la fila, aprender inglés, y presentar antecedentes adecuados; y (4) modernizar el sistema inmigratorio legal para familiares, trabajadores, y empleadores.

 

“El AJC se hace eco de los sentimientos del Presidente”, dijo Richard Foltin, Director de Asuntos Nacionales y Legislativos del AJC. “La inmigración es un factor clavepara afianzar la fortaleza económica y el pluralismo democrático de EE.UU”.

 

El pedido del Presidente Obama de pasar a la acción viene de la mano del marco propuesto para la reforma inmigratoria integral anunciado ayer por un grupo bipartidario de Senadores. El AJC recibió con beneplácito la iniciativa de los Senadores.

 

“Las reformas propuestas por el Presidente para crear unavía hacia la obtención de la ciudadanía para los inmigrantes indocumentados y reformar el sistema inmigratorio legal, particularmente en lo referido a visas de familia y empleo, son alentadoras”, dijo Foltin.

 

“Sacar a la luz a los inmigrantes indocumentados y.allanar el camino para la reunión de las familias inmigrantes con sus seres queridos promueve un tejido social sólido en nuestras comunidades”, añadió Foltin. “Además, facilitar el ingreso al país de trabajadores inmigrantes con distintos niveles de calificación ayudará a garantizar que las empresas norteamericanas cuenten con la mano de obra necesaria para competir en una economía global. Además es importante felicitar al Presidente por reconocer la relevancia de un programa de cumplimiento eficiente y justo que respete el imperio de la ley y proteja nuestra seguridad nacional”.

 

Desde su fundación en 1906, el AJC ha sido franco en sus expresiones a favor de políticas inmigratorias justas y generosas, caracterizadas por el imperio de la ley. Tal como lo presentó el Presidente hoy, como judíos norteamericanos, recordamos cómo ingresaron a este país nuestros padres y abuelos en busca de una vida mejor, y sabemos que hemos prosperado en este país y contribuido a su desarrollo. La misma oportunidad se debe ofrecer a otros.

 

El AJC espera poder colaborar con el Presidente y el Congreso, para lograr en 2013 un avance genuino en este asunto de vital importancia.

AJC © 2014